Edificios verdes, valor agregado en la industria... y en la bolsa

  • abr. 17, 2016
  • Por: Xanath Lastiri
  • 0 comentarios
  • 144 lecturas
Archivado en: Planeación Urbana

Invertir en edificaciones sustentables no sólo ayuda a procurar el ambiente, también significa tasas de retorno a mediano plazo, reducción de costos y un valor agregado en el mercado, coincidieron especialistas consultados por MXI.

Quienes invierten en edificios verdes saben que son inmuebles requeridos por empresas trasnacionales que comparten valores de sustentabilidad “y esto se refleja en el Índice Dow Jones que tiene un indicador de  compañías de este tipo, además existen inversiones en productos y servicios  que tienen un compromiso con el medio ambiente y ya están siendo mejor aceptadas, inclusive en el mercado de acciones y de bonos”, comenta César Ulises Treviño, Director General de Bio Construcción y Energía Alternativa.

Las obras sustentables son un diferenciador de mercado, un blindaje económico por los retornos de inversión que deja y vacuna contra obsolescencia, ya que “un edificio así estará mejor preparado para las exigencias normativas, los cambios tecnológicos y riesgos climáticos”, agrega.

En su perspectiva lo que sucede con naves y parques industriales, por un valor de inversión adicional en edificaciones “verdes” menor al 5 %, se obtienen ahorros operativos que tienen un retorno de inversión menor a los 3 años en promedio, mientras que el diseño correcto de un proyecto de este tipo reduce los costos entre 20 y 40 años de vida útil de los inmuebles”.

Urge normatividad

El especialista en certificados LEED (por sus siglas en inglés) refiere que este país requiere de legislaciones que exijan de manera rigurosa a las compañías mayor responsabilidad en la procuración del medio ambiente, “en México hay normatividades que no tienen esa preponderancia y observación,  y son esas en las que en un futuro muy cercano van a estar ligadas con una penalización por incumplimiento, por ejemplo, en eficiencia eléctrica”.

La edificación es uno de los sectores que más energía consume y al mismo tiempo contamina, desde la extracción de los materias primas hasta la operación de las construcciones; contribuye al 40% de las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), 39% a las de Co2  y es responsable del 65% de los residuos que llegan a los rellenos sanitarios.

“En este momento  no existen condiciones que en otros países se han dado, no hay subsidios, pero finalmente el mercado mismo es el que está determinando y eligiendo que estos proyectos son una propuesta de valor atractiva y diferenciada”, agregó.

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja un comentario