Trolebús, condenado a su extinción: asambleísta

  • oct. 5, 2017
  • 0 comentarios
  • 110 lecturas
Archivado en: Movilidad

La Secretaría de Movilidad pretende sustituir a los trolebuses por camiones eléctricos, idea que es poco eficiente como ha sido la nueva línea del metrobús, la de avenida Paseo de la Reforma con Calzada de los Misterios, obra que tendrá una inversión de mil 300 millones de pesos, cuando en 2015 el Servicio de Transportes eléctricos recibió mil 400 millones de pesos para todo el sistema.

El diputado Paulo César Martínez López (Morena), solicitó al director general del Servicio de Transportes Eléctricos, Rubén Eduardo Venadero Medinilla, y a los titulares de las Secretarías de Finanzas y Movilidad, elaborar un plan integral de rehabilitación y mantenimiento de la red de transporte Trolebús.

Informó que en la Ciudad de México existen 340 trolebuses, de los cuales 235 están en condiciones operativas, pero el servicio se brinda sólo con 200 unidades; además, afirmó que las rutas han disminuido de manera drástica pues actualmente sólo operan ocho de las 18 que conformaba la red.

“Estas unidades van decayendo, tardan en pasar, son más lentos y van muy llenos”, indicó.

Martínez López mencionó que la línea de trolebús K, que va de San Francisco Culhuacán a Ciudad Universitaria, opera con 25 unidades y la línea CP, que opera en el Instituto Politécnico, cuenta sólo con 10 trolebuses. En tanto, que el Corredor Cero Emisiones del Eje Central tiene el mayor parque vehicular con 85 trolebuses, en los cuales transportan diariamente a 110 mil pasajeros.

Aseguró que la falta de unidades provoca largas filas de los usuarios y aglomeración dentro de las unidades.

En 2015, dijo, el Servicio de Transportes eléctricos recibió mil 400 millones de pesos para todo el sistema, mientras que para la construcción de la línea 6 del metrobús, se destinaron mil 226 millones de pesos. Lamentó que una sola línea de transporte concesionado absorba casi los mismos recursos que un sistema completo operado por el sector público.

Mencionó que el trolebús cumple con una función social, ya que el 20 por ciento de sus usuarios no paga pasaje porque recibe cortesía por ser adultos mayores, discapacitados, estudiantes e infantes menores de cinco años.

“En la Ciudad de México la contaminación y la movilidad demandan acciones que presenten verdaderos beneficios y soluciones para sus habitantes y el trolebús es un transporte masivo, eficiente, ecológico, cero emisiones, no genera desechos tóxicos y es sustentable”, concluyó.

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja un comentario