Listos para importar combustibles, pero IEPS se los impide

  • abr. 11, 2017
  • Por: Xanath Lastiri
  • 0 comentarios
  • 297 lecturas
Archivado en: Energía

La importación de combustibles aún no es posible debido a que hace falta infraestructura y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) establecido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es muy alto y fluctuante, señalan futuros importadores y consultores del sector energético.

Aunque la Secretaría de Energía (Sener) autorizó al 7 de marzo de 2017, 206 permisos para la importación de gasolinas y 284 para la importación de diésel. -y la apertura de este mercado se permitió desde 2016- hasta el momento no hay alguna empresa local que ya maneje productos refinados o infraestructura que no pertenezca a Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Para poder ejercer el permiso deben ocurrir dos factores: el primero es que cambie el IEPS, que haya una reforma fiscal en el tema de combustibles y el impuesto baje ligeramente para que pueda ser negocio; segundo, que haya infraestructura para poder abastecer y almacenar, así como una red logística para llevar el combustible a diversos puntos”, explica Marcial Díaz, Consultor de Lexoil.

Para César Pereda, Director General de Grupo PERC, la infraestructura no es un reto. Como distribuidores de la empresa productiva del Estado ya cuentan con las terminales para almacenar hidrocarburos, sin embargo el cobro del gravamen y la liberación de los precios (prevista en etapas y regiones durante 2017) han sido un freno para que empiecen a traer productos refinados.

“Falta que liberen el precio, que no haya uno máximo; que las reglas sean claras porque el gobierno las cambia a cada rato y no sabemos ni qué va a pasar mañana, no nos vamos a arriesgar a pasar un volumen alto desde Houston, o donde sea, para que cuando llegue aquí se modifiquen las reglas y perdamos mucho dinero”.

El directivo de la empresa comenta que ya cuentan con una terminal de almacenamiento con una capacidad de 50 mil barriles en Huehuetoca, Estado de México, creada justo para este fin. “Hoy ya existe la planta, no es un proyecto, ni un Powerpoint, es una realidad. Esta planta está lista para poder hacer una primera importación en cualquier momento”, apunta.

Dicha terminal sería suministrada vía ferrocarril con productos traídos de Luisiana o Texas, Estados Unidos y  se distribuiría a 50 estaciones por autotanques (aproximadamente 25 unidades) con capacidades entre 20, 30, 40 y 60 mil litros.

“Estamos viendo proveedores, hemos hablado con todos los posibles, con todas las refinerías que están más cercanas a la zona centro del país, que son las que están ubicadas en estas regiones de E.U”.

El empresario asegura que están listos para comenzar a importar por lo que ahora prevén aumentar su capacidad de almacenamiento y ver “de todas las opciones posibles de poder meter el producto”, comenta.

 “La implicación por pipa es que nos roban el combustible, nadie nos quiere asegurar, tenemos serios problemas con todo: nos roban los camiones, la aseguradora ya no quieren participar, tenemos altos costos y pagamos una regulación que es para el producto robado, pero no lo vemos”, puntualiza.

 

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja un comentario