Brasilia, ¿el fracaso de una utopía urbana?

  • feb. 11, 2019
  • Por: José Martín López Miranda
  • 0 comentarios
  • 293 lecturas
Archivado en: Ciudades

MÉXICO, Mex. Inaugurada en 1960, Brasilia materializó el sueño político de Juscelino Kubitschek, el diseño urbano de Lúcio Costa, las ideas arquitectónicas de Óscar Niemeyer y el paisajismo de Roberto Burle. Sin embargo, lo que parecía ser la primera ciudad en el mundo con un diseño futurista hoy dista mucho de ello, ya que la sobrepoblación, la formación de cinturones de miseria, inseguridad y falta de espacios para peatones la alejan de su objetivo. 


Brasilia nació como un proyecto político del ex presidente Juscelino Kubitschek, quien pensó en trasladar la capital a este espacio geográfico. Por lo que se convocó a un concurso y la propuesta de Lucio Costa resultó ganadora por lograr incluir los cuatro ejes principales de una ciudad, el trabajo, la residencia, el descanso y la circulación. 


Problemáticas


Costa basó su diseño en la división de espacios por categoría, es decir, dedicar un eje a los edificios gubernamentales, residencia y áreas verdes. Sin embargo, su modelo incluía una población máxima de 500 mil habitantes, mismo que no se cumple, pues datos del Instituto Brasileño de Estadística y Geografía indican que su población actual es de dos millones 974 mil 703 personas. 


A consecuencia de ello, Brasilia se convirtió en una megalópolis con cinturones de miseria en las que habitan más de un millón y medio de personas. Además, el diseño de la ciudad está orientado a promover la movilidad en vehículos particulares, por lo que es complicado que los peatones realicen traslados en otro medio de transporte. Es decir, no se considera como un espacio amigable para el peatón o turistas. 


Fotografía: Google Earth


 

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja un comentario