Así evitarán la inundación de Tula y Cruz Azul por aguas de la Ciudad de México

  • ene. 30, 2017
  • Por: Xanath Lastiri
  • 0 comentarios
  • 753 lecturas
Archivado en: Agua

Para construir una serie de obras de rectificación, ampliación y revestimiento que eviten la inundación en las ciudades de Cruz Azul, Tula y pueblos aledaños en el estado de Hidalgo, se requiere una inversión de mil 828 millones de pesos, reveló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Al Río Tula llegan las descargas del drenaje profundo de la Ciudad de México. En su camino, se suma el agua de otros cauces superficiales y las aportaciones de agua de la Presa Requena y de los ríos Tlautla y Rosas. El gran cuerpo de agua está contaminado y de recibir más agua podría desbordarse. Hoy ya existe un proyecto que evitaría inundaciones.

En un cauce de poco más de 24 kilómetros que llega a la Presa Endhó, el Río Tula recibe además agua del Túnel Emisor Central (TEC) y el Río El Salto y próximamente tendrá la aportación del caudal del Túnel Emisor Oriente (TEO) una vez que inicie operaciones en 2018.

“Considerando el próximo inicio de la descarga del TEO, con una aportación estimada de 170 metros cúbicos por segundo (m3 /s), el Río Tula podrá presentar problemas de capacidad de conducción hasta la Presa Endhó, incrementándose el riesgo de inundaciones en las ciudades de Cruz Azul (Jasso) y Tula”, detalló el Proyecto Obras y Acciones de Protección contra Inundaciones sobre el Río Tula, ante la Descarga del Túnel Emisor Oriente.

Conagua solicitó el 30 de septiembre de 2016 a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) un permiso de construcción para las obras en Río Tula, el cual  fue aprobado el 9 de enero de 2017. El documento destaca la importancia de estas obras ya que “adicionalmente, en ambas poblaciones se cuenta con la presencia de puentes vehiculares que podrían restringir el paso del agua en caso de una avenida extraordinaria”.

INVERSIÓN

El monto de inversión total del proyecto de las Obras y Acciones de Protección contra Inundaciones sobre el Río Tula es de mil 828 millones 594 mil 300.29 pesos (con Impuesto al Valor Agredo incluido) para su ejecución en un periodo de 24 meses.

El dinero para realizar el proyecto procederá de recursos del gobierno municipal, estatal y federal debido a que las obras tienen un objetivo enfocado a la prevención de riesgos en casos extraordinarios.

“No se contempla la recuperación de la inversión, porque el proyecto pretende salvaguardar a la población aledaña al Río Tula en caso de un evento de lluvia extrema”,agrega el documento.

Para el monto de las medidas de mitigación se estima el 1% del total del monto de la obra, equivalente a poco más de 18 millones de pesos.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Las modificaciones consideradas para las simulaciones del comportamiento del Río Tula, para evitar inundaciones con la entrada en operación del TEO son las siguientes:

Ampliación de los anchos y profundidades de las secciones de los cauces.  

Aumento en la altura de bordos del río y garantizar una altura de 1.2 metros de bordo libre.  

Las zonas urbanas, la entrada y salida de los puentes, son secciones revestidas de concreto. Cambios en las pendientes del fondo del cauce.

“Los trabajos deberán efectuarse en temporada de estiaje, previendo siempre que las aguas provenientes del Valle de México sean derivadas al Distrito de Riego 03”, advierte el documento.

¿CÓMO SE REALIZARÁ?

Se harán obras de rectificación, ampliación y revestimiento del sobre el cauce del Río Tula, desde su inicio en la descarga del Emisor Central, a un costado de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales. Las obras y acciones de protección al medio ambiente están ubicadas en los municipios de Atotonilco de Tula y Tula de Allende.

La rectificación del Río Tula abarca un estimado de 19 kilómetrosm, de éstos, aproximadamente 12 kilómetros (km) serán revestidos de concreto o a través de geoceldas, que demuestren una solución equivalente al concreto lanzado (rugosidad y resistencia) y con rendimientos de construcción equivalentes o similares. Previendo que la rectificación sea concluida totalmente en el año 2018, se prevén cuatro temporadas de estiaje, que equivalen a aproximadamente 24 meses de trabajo.

 

 



 

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja un comentario